lunes, 12 de septiembre de 2011

LA LEYENDA DEL SAUCE LLORÓN

CASTILLO
Cuenta la leyenda que en un remoto país, vivía una noble familia a la que Dios había bendecido con tres hermosos hijos varones llamados, Arunas, Andrius y Saulius. Los padres, Jolanta y Vytautas estaban muy orgullosos de sus hermosos hijos, pero echaban en falta tener una hija para completar su familia.
LAGO
Jolanta rezaba y pedía quedar nuevamente embarazada. Como no era escuchada recurrió a un célebre curandero, que era famoso por su sabiduría y bondad.


Una mañana muy temprano, cuando todos dormían, se puso en camino hacia la cueva de Ramunas. Éste, era un hombre de una edad indefinida, de una altura considerable, con una imponente y larga melena y una azul y penetrante mirada. 
Jolanta quedó impresionada por la presencia del mago y un escalofrío recorrió su cuerpo dejándola paralizada.

Ramunas se dio cuenta del azoramiento de la mujer, y cogiéndola de la mano le dijo -ven, no tengas miedo - La llevó a un rincón de su cueva y la hizo sentarse. Se quedó mirándola fijamente y le dijo. "Se que deseas una hija más que nada en el mundo"puedo ayudarte a cumplir tu sueño, pero esa hija será la desgracia de tu familia"¿ Estas dispuesta a arriesgarte?.

RAMUNAS
Jolanta quedó pensativa un momento, pero no tardó en reaccionar y le contestó.- Si, estoy dispuesta- Ramunas le contestó -Sea como tu quieres- A continuación  le proporcionó un frasquito con una pócima y le dio instrucciones de como utilizarlo.
JOLANTA
Jolanta se marchó a su castillo. Iba contenta pero muy preocupada por las palabras del mago. Ella había visitado a Ramunas sin conocimiento de Vytautas su marido, y temía que las palabras del curandero se cumplieran y afectaran a su familia, pero pudo más su deseo de ser madre, y pronto olvidó sus agoreras palabras.
VYTAUTAS
Jolanta cumplió a rajatabla las indicaciones del brujo y al poco tiempo comprobó, que estaba nuevamente embarazada. Muy contenta y feliz, corrió a comentárselo a su marido y a sus hijos.
 Todos celebraron la buena noticia y el noble señor decretó tres días de fiesta, para todos sus súbditos, con bailes y festines en los que participaron todos.

JURATE
Todo el país estaba feliz y expectante esperando el nacimiento de la que todos intuian iba a ser una niña. Pasó el tiempo reglamentario y un soleado día de Primavera nació la niña más hermosa que ojos humanos vieran nunca.
SAUCE LLORÓN
 Era rubia y sonrosada.Tenia la boquita como una fresa y los ojos de azul cielo. Nadie había visto nunca un ser más bello y encantador. Se le impuso el nombre de Jurate, que significa "Regalo del cielo" y jamás había existido una familia más dichosa.
CASTILLO DEL REY DE LAS SERPIENTES
 La niña crecía feliz entre los mimos y cuidados de sus padres y hermanos que la adoraban. También los habitantes del país la querían mucho, pues a su belleza se unía la bondad y la dulzura.
JUGLARES
Pasaron los años y un día la niña fue a bañarse al lago con sus hermanos. Después de nadar y jugar en el agua durante largo rato, llegó el momento de volver al castillo.
ARCE
Jurate había dejado sus ropas entre unas plantas y cuando fue a vestirse para regresar, observó como una pequeña serpiente salía de la bocamanga de su vestido.
Quedó paralizada por el miedo, y sin saber que hacer. Sus hermanos la llamaban con insistencia urgiendola  para regresar, y ella no podía vestirse pues la serpiente no se marchaba.
JURATE
A los pocos minuto oyó una voz que salia de la boca del reptil y que le decía. " Te devuelvo la ropa si me prometes que te casaras con mi rey ". Muy asustada y sin saber que hacer, Jurate le contestó, si, si, lo que quieras, pero vete de aquí. La serpiente salió de la manga y desapareció entre las plantas. La niña se vistió y reunió con sus hermanos, pero no mencionó a nadie el incidente, ya que tenía miedo a no ser creída.  

ALEXIS: REY DE LAS SERPIENTES
Pasaron algunos años más, y aquella rubia niña se convirtió en una hermosa muchacha, que era la alegría y el orgullo de cuantos la conocían.
Un calurosos día de agosto Jurate se dirigió al lago a bañarse y allí en la orilla, se encontró con un hermoso joven que la estaba esperando. Se dirigió a ella llamándola por su nombre y la joven perpleja le preguntó: ¿Acaso me conoces? Él le contesto; te conozco desde que naciste:Yo soy tu prometido, mi nombre es Alexis y soy el rey de las serpientes. Hoy he venido a buscarte para que cumplas tu promesa.

ROBLE
Jurate quedó muda de asombro. Ni siquiera era capaz de recordar la promesa que había hecho en aquel lejano día. Su reacción inmediata fue huir, pero algo desconocido le impedía hacerlo. Alexis se acercó a ella y tomándola de la mano le dijo; ven, te voy a enseñar tu reino. Él, abrió sus brazos y delante de ellos apareció como por arte de magia el más maravilloso castillo que ella había visto nunca. 


Como en un sueño le llegaban palabras dulces y cariñosas que le decían. "Este será tu reino y yo seré tu amoroso esposo. Todo lo que te muestro será tuyo".
Jurate como hechizada le siguió sin protestar, y juntos se alejaron para siempre.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                            
Ámbos se enamoraron locamente uno del otro, se casaron y fueron muy felices. Ella fue coronada como reina de las serpientes y pronto todos sus súbditos la adoraron.

Pasó el tiempo y fueron bendecidos con el nacimiento de tres hermosos hijos, que eran el orgullo y la felicidad de la pareja. Solo enturbiaba la armonía de sus vidas el recuerdo de su familia a la que no había vuelto a ver.
 Un día, su esposo observó como su amada lloraba en un lugar oculto del jardín, cuando creía que nadie la observaba. Muy preocupado se acercó a ella y le preguntó. ¿Que te ocurre? ¿ Por que lloras?.¿ Acaso no eres feliz?. Jurate lo miró y le dijo- Me acuerdo de mi familia y ese recuerdo me impide ser feliz del todo- Alexis quedó muy preocupado y le daba vueltas constantemente a la situación, e intentaba convencer a su esposa que había muchas razones por la cual nadie debía saber quien era él, ni donde estaba su reino.
Le habló de los muchos peligros que se cernían sobre ellos, y que sus muchos enemigos acechaban en las sombras. Jurate no podía entender que nadie quisiera hacer daño a su maravillosa familia y a su adorado esposo.

Poco a poco fue languideciendo y sus mejillas antes sonrosadas, se quedaron sin color. Cayó enferma y se negaba a comer. Su esposo desesperado viendo el sufrimiento de su amada, reunió a sus Ministros y les pidió consejo.
MINISTROS
 Hubo una votación, y por una mayoría se aprobó que sus soberanos fueran de incógnito a visitar a la familia de la reina. Un día Alexis reunió a sus tres hijos y les contó la historia de su familia. Les explicó cosas de su vida y de la de su esposa, y les comunicó que iban a visitar a sus abuelos y tíos a un lejano país, pero que bajo ningún concepto podían decir que él era el rey de las serpientes, porque la desgracia caería sobre su familia y el Reino. 

VIRA
Alexis tenía miedo de que su hija Vira, la menor de sus tres hijos, una niña inquieta y parlanchina contara su secreto, por eso encomendó a sus dos hijos mayores que en ningún momento la perdieran de vista y controlaran en todo momento sus conversaciones.
 Jurate se puso muy contenta cuando su esposo le informó de su próximo viaje, y como por arte de magia empezó a recuperar la salud.
 Una vez llegó el buen tiempo y con la reina ya recuperada, se pusieron en camino hacía el lejano país, cuna de la soberana
Habían pasado dieciocho años, y nada había cambiado, excepto los padres de Jurate que habían envejecido considerablemente. Seguían tristes y sumidos en el dolor a pesar del tiempo transcurrido.


Cuando el Chambelán del castillo les anunció la visita de aquella extraña familia de viajeros, la primera intención fue de no recibirlos, pero algo en la presencia del grupo les inspiró curiosidad y decidieron atenderles.

Vytautas y Jolanta, entraron en el salón de visitas con toda la pompa que precedía a sus audiencias para recibir a las visitas. Se sentaron en sus sillones e indicaron a los viajeros que se acercaran. Una vez delante de sus padres, Jurate se arrodillo a sus pies y sollozando, embargada por la emoción exclamó ¡Padres míos perdonadme!. Todos los presentes lanzaron una exclamación de asombro e incredulidad cuando se dieron cuenta de que la que así se presentaba era la llorada Jurate. Los tres se abrazaron con tanta fuerza que casi no podían respirar.Reían y lloraban a la vez. Ninguno quería separarse por temor a que solo fuera un sueño. La noticia de la aparición de quien todos creían desaparecida para siempre, llenó de gozo a la familia y a todo el país. Por todas partes se oía música y repicar de campanas anunciando la gran noticia.
TROG; EL MAGO
Una vez pasados los primeros días fue el momento de hablar y contarse todo lo sucedido. Pronto los padres y hermanos se dieron cuenta de que había temas que no podían tratar ya que, no había respuestas para ellos. Muy intrigados los dos hermanos mayores de Jurate: Arunas y Andrius, preguntaban constantemente a sus sobrinos, donde estaba su casa. Ellos aleccionados por sus padres decían no saber nada.

Un día en un descuido de sus hermanos, Vira salio al jardín y su tío Saulius que la vio y empezó a hablar con ella. Se había dado cuenta de que sus sobrinos no perdían de vista a la niña y apenas la dejaban hablar.
 Así fue como jugando con ella consiguió sonsacarle el nombre de su padre.

 Cuando supo de quien se trataba fue a buscar a sus hermanos para contarles el secreto.
Los tres hermanos montaron en cólera cuando supieron la identidad de su cuñado. El Rey de las serpientes era odiado y temido en todo el territorio por sus grandes poderes, y por ser enemigo ancestral de su pequeño país desde tiempos inmemoriales.
En un pasado remoto, un antepasado había mandado destronar a un antepasado suyo y desde entonces, se habían jurado odio eterno. Para este fin tenían guardado en un lugar secreto un bebedizo, que les había proporcionado un mago tenebroso llamado Trog.
Los tres hermanos urdieron un plan, dispuestos a llevar a cabo su venganza. No les detuvo nada, ni les importó dejar a su hermana y a sus sobrinos sin padre.

Ciegos de odio y ansias de venganza, una noche mientras todos cenaban, vertieron el bebedizo en la copa de Alexis. Una vez que este se fue a sus aposentos y se durmió, lo sacaron de forma sigilosa y lo llevaron hasta la orilla del lago. Una vez allí el bebedizo comenzó a hacer efecto y el bello y desgraciado rey se convirtió en una mole de piedra.
ALEXIS; CONVERTIDO EN PIEDRA
 A la mañana siguiente Jurate entro en los aposentos de su esposo. Muy alarmada por su ausencia lo buscó por todo el castillo. Pasaron las horas y mientras todos buscaban de forma infructuosa por todas las estancias, la pequeña Vira contó  a su madre la conversación mantenida con su tío Saulius. Ésta empezó a sospechar de la implicación de sus hermanos en la ausencia de su esposo.
 Muy alterada y temiendo lo peor, se presento delante de su padre y le hizo
partícipe de sus sospechas.


Vytautas llamó a su presencia a sus tres hijos y les hizo confesar. Estos reconocieron su implicación en la desaparición de su cuñado y dijeron a su hermana donde se encontraba él que había sido su esposo.
El dolor y la tristeza de Jurate no tenía consuelo. Se sumió en una profunda melancolía al tiempo que en su corazón crecían las ansias de venganza. Todos los días visitaba el lago y se sentada en la enorme piedra para sentirse cerca de su amado. 


Un día acuciada por el dolor visitó al tenebroso mago que había preparado la pócima con la esperanza de que pudiera darle un antídoto para deshacer el hechizo.
El mago oscuro y tenebrosos le dijo: no puedo romper esa maldición pero si puedo ayudarte a vengarte de los causantes de tu desgracia.
Jurate no lo pensó ni un momento. Trog le facilito una poción y le dio instrucciones. Esa noche cuando todos dormían ungió a sus hermanos y a su hija con el ungüento y musitó muy quedo la formula que, al día siguiente convertiría a su familia en cuatro arboles frondosos que darían sombra a la roca que otrora fue su esposo.


 Al día siguiente Arunas se dirigió como un autómata a la orilla del lago donde se convirtió en un frondoso roble. Le siguió Andrius  , que se convirtió en un enorme olmo . A continuación Saulius se materializó en un arce. Quedaba la pequeña Vira que fue la ultima en llegar. Sin la menor emoción Jurate vio como su pequeña hija se convertía en un gran sauce llorón. La madre una vez consumada su venganza, regresó al país de las serpientes en compañía de sus dos hijos varones.

ROBLE


OLMO


ARCE
SAUCE LLORÓN

Ni un solo día de su vida dejó de llorar por su amado esposo, y la cruel venganza que ejerció sobre su hija pequeña y sus tres hermanos tampoco alivió su dolor.
 Vira, convertida en sauce llorón, da sombra al lago y a la negra roca que fue su padre. Cuenta la leyenda que todas las noches llora su desgracia, pero que todos fingen no oírla para que la desgracia no entre en sus vidas.
FIN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada